Zara

Zara inaugura su mayor tienda en la Gran Vía de Madrid e incorpora novedades tecnológicas

Zara ha subido a otro nivel con la apertura de su mega tienda en la Plaza de España de Madrid. Se trata de un espacio de 7.700 metros cuadrados (3.850 de superficie comercial) que se distribuyen en cuatro plantas y un almacén dentro del emblemático Edificio España de la Gran Vía.

 

Esta obra llega para convertirse en el buque insignia de la principal empresa de Inditex, y que marca las directrices de cara al futuro, basadas en las innovaciones tecnológicas que mejorarán la experiencia de compra del cliente. Por ejemplo, la reserva de turnos para ingresar a los probadores por medio de la app, o la posibilidad de que los clientes realicen pagos con su móvil sin pasar por caja.

 

Se trata de un paso más que la empresa más valiosa de España da en la integración entre el mundo on y off line, buscando mantener su impronta sin descuidar los cambios en el mundo del eCommerce.

 

Probadores más ágiles, pagos automáticos y devoluciones sin contacto

 

Zara introduce la modalidad Pay&Go, un formato con el que el comprador puede adquirir cualquier producto tan solo escaneando el código con su móvil. Una vez efectuado el pago, el cliente debe dirigirse a cualquiera de los distintos puntos Pay&Go que se encuentran en la tienda, donde -por medio de un código QR generado en la app móvil-, puede retirar el dispositivo antirrobo del producto y llevárselo directamente.

 

Otra novedad es la del buzón de devoluciones online, el primero que la firma ha habilitado en todo el mundo. El objetivo de este buzón es permitir al cliente devolver aquellas prendas que haya adquirido exclusivamente a través de la web o de la app sin que deba dirigirse directamente a caja. Para ello, Zara ha establecido dentro de la tienda un punto digitalizado en el que, mediante un código QR, el consumidor puede generar un ticket con las prendas que quiere devolver.

 

Adicionalmente, la tienda tendrá otros servicios tecnológicos que harán más ágil la experiencia de compra de los clientes, como por ejemplo, una zona de autocobro, además de un servicio de reserva de turno a través de la aplicación para ingresar al probador, un punto de recogida de compra online mediante un silo robotizado con capacidad de hasta 1.500 pedidos, una serie de cajas específicas para la atención de devoluciones y una zona de reciclaje de cartón para los usuarios.

 

Además, Zara le ha reservado un espacio exclusivo a la lencería, con un departamento que incluye almacén y caja propios; además, se han creado dos secciones dedicadas a zapatos y maquillaje, respectivamente.

 

En la entrada del nuevo establecimiento se puede consultar con el móvil un mapa detallado que incluye la ubicación de los productos, o incluso una prenda determinada que el cliente ya haya visto en la tienda online.

 

El equipo de empleados de la nueva tienda asciende a 200 personas.

 

Junto con la nueva tienda de Zara, también se abrió en el otro ala del Edificio España un local de Stradivarius, la marca de moda de Inditex dirigida al público joven, con alrededor de 2.000 metros cuadrados. Ambas inauguraciones se materializan a menos de dos semanas de que se hiciera oficial la asunción de Marta Ortega como presidenta no ejecutiva y Óscar García Maceiras como consejero delegado de la compañía.

 

Fuente:Marketing4ecommerce (11/04/2022)